martes, 23 de marzo de 2010

...a lo loco se vive mejor


Leyendo un articulo en una revista que contaba como los mismos psiquiatras no se ponen de acuerdo sobre “Qué es un trastorno mental” me he recordado de una canción que cantaba Celia Cruz, que decía en su estribillo: “…a lo loco se vive mejor

Nunca mejor empleada la frase: “es para volverse loco” porque según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (en inglés Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, DSM) creado por psiquiatras estadounidenses, que es por el que se rigen la mayoría de los especialista del mundo, un 58% de los ciudadanos sufren algún trastorno descrito en este manual de psiquiatría.

Resulta que lo que yo conocía de toda la vida como sinvergüencería, o charlatanería, unas frases muy típica que se usa en Santo Domingo, para describir a una persona que simulaba ciertos estados emocionales, ahora muchos de esos estados emocionales lo han tipificado como patología psiquiátrica.

Me ha hecho gracia ver por ejemplo que existe un diagnostico con tratamiento para una ruptura sentimental, que los psiquiatras tratan ahora con antidepresivos las secuelas de desamor, antes llamada mal de amores, y que ahora lo llaman Duelo Patológico.

También está diagnosticado la subida transitoria de tensión en algunos pacientes, cuando la mide un médico con uniforme, que le llaman el Síndrome de la Bata Blanca; así una lista de supuestos trastornos patológicos, como la timidez, la obesidad, la dislexia, la insensibilidad por los derechos o sentimientos de los demás, la tristeza, la apatía, o la ansiedad después de una largas vacaciones, ya conocido como Síndrome Postvacional.

Si le diría a mi abuela que sufro de alguno de esos supuestos trastorno, estoy seguro que ella con esa sabiduría innata que la caracteriza, que se la ha macerado con los grandes golpe que le ha dado la vida, como lo de haber enterrado a dos de sus hijos, hermanos, esposo y por su puesto sus padres, les puedo asegurar que me diría con tono solemne: «mira muchacho! déjate de vagabundería y busca oficios» y me daría la espalda convencida que son situaciones emocionales transitorias, que se curan con un brebaje de combinados con fuerza de voluntad, constancia, autocontrol y dominio de la personalidad.

¿Dónde está la táctica de crear un manual de psiquiatría con supuesta nuevas dolencias anímicas? sencillo, cuando una persona va a donde un psiquiatra y le cuenta como se siente, este como ya lo tiene descrito como una patología, arbitrariamente le indicara los ansiolíticos y antidepresivos que los laboratorios han colocado en las farmacias para estos supuestos trastornos mentales, y lo que es peor aun, seguramente que esta persona al diagnosticarle y medicarle para este asunto, cuando le cuente a alguien los síntomas que tenía, es muy probable que la otra persona diga: «ah, pero si es lo mismo que yo tengo» y por ahí sigue rodando la bola de nieve.

Yo creo que hay que estar verdaderamente loco para no comprender que vender el mal es la técnica moderna para vender medicamentos. Que mejor prueba lo de la alarma mundial que se creó con la supuesta pandemia que amenazaba el mundo con el virus N1H1(Gripe A) que desde mi punto de vista, ha sido un timo de la Organización Mundial de la Salud al crear una falsa alarma que ha beneficiado de manera particular a la multinacional farmacéutica Roche Farma, con su Tamiflu.

Solamente países como Francia invirtieron 700 millones de euros en vacunas, y España que invirtió 90 millones de euros en 37 millones de dosis, que muchas de esas dosis han ido a parar como sobrante a los países Iberoamericano, entre ellos República Dominicana, que recibió una donación por parte de España de 4 millones de dosis.

Como la tendencia es considerar como trastornos de la mente y aplicar psicofármacos para esas “nuevas patologías” que anteriormente eran comportamientos habituales, no estaría mal subirse al carro de los nuevos locos del siglo XXI y vivir como dice una canción de La Mala Rodríguez, “el loco no es más loco porque se siente loco, el loco es loco porque no le importa ná

Y es que muchos genios y grandes celebridades de este mundo moderno, que en su día fueron considerados como un poco loco:

Albert Einstein, Luther King, John Lennon, Eva Perón, Gandhi y muchos otros más que me recuerda una publicidad que hizo Apple® Computer Inc. a finales de los años 90 con una frase de impacto que decía:Think Diferent (Piensa Diferente)


Seguramente si esas personas hubiesen vivido en este nuevo siglo, no hubiésemos podido disfrutar de las cosas que los hicieron grande, porque muy probablemente le habrían diagnosticado de forma arbitraria alguna de esas nuevas patologías y le habrían mutilado sus trascendencias en la historia, administrándoles los modernos psicofarmacos.

Como hoy en día según el DSM todos estamos un poco loco, yo me voy a plantear muy en serio lo de vivir mejor, así que quiero vivir mi vida a lo loco.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentarios, para mi son fundamentales porque forman parte de los componentes del combustible que voy a utilizar para seguir escribiendo en mi blog.
ATENCIÓN: ten presente que si no estas suscrito en mi blog, o no tienes cuenta en gmail, tienes que elegir la opción en Comentar como: Anónimo . En este caso recuerda firma con tu nombre en el comentario para poder identificarlo.